Todavía no alcanzo a comprender cómo pude hacerlo. Tal vez sea ésta la respuesta. No debemos racionalizar los sentimientos.

El pasado 13 de octubre logré romper una flecha de madera con ese hueco que tenemos en el cuello: donde se suelen practicar las traqueotomías. También pude romper una madera de 6 cm.  de grosor con un solo golpe de mi mano. Y por último y más sorprendente aún, fue andar cinco pasos largos, sobre brasas ardiendo a 600 grados centígrados bajo mis pies y no quemarme.

Creo que no podré lograr contárselo a nadie sin que piensen de mí que estoy “de la olla”. Incluso yo, rememoro una y otra vez los momentos y no logro entender.

Me voy al momento en que crucé las brasas y rebusco en los pensamientos del momento y no encuentro pensamiento alguno. Sólo hay una gran concentración en el objetivo al que me enfoqué y la acción del movimiento que mi cuerpo tomó por sí solo. Es una sensación pura. Sin miedos.  Sin la vocecilla que siempre tenemos en lo alto de nuestras cabezas diciéndonos lo que no somos. No había nada: sólo mi ser enfocado y  tomando acción. Y antes de todo eso, ¿qué había? Había un poder interior donde a través de la ayuda que pedí a mi cuerpo para que me acompañara, mi voz interior se convirtió en un grito enorme que me decía TÚ PUEDES.

Hoy tengo agujetas por todos los poros de mi piel. Supongo que del “subidón” de adrenalina que se produjo en cada acto. Estoy VIVA.

Caminamos por las brasas de la vida sin saber cual es verdaderamente nuestro foco y lo que es peor. No sabemos lo que realmente somos en esencia: una mezcla de Amor y un TODO que nos une con un hilo atado a las almas y de lo que no somos conscientes.

La experiencia de sentir ese hilo comunicador de almas, el respeto que he recuperado hacia mi cuerpo y el grito que inunda mi ser diciéndome que PUEDO, es el mayor regalo que una persona podría hacerse a sí misma.

Si todavía no has experimentado este regalo de la vida, date el permiso para regalártelo. Marcará un antes y un después en tu camino. Te invito a que pruebes porque no tienes nada  que perder en comparación con todo lo que tienes que ganar. Consulta cual es el próximo evento de Mente Poderosa y ya estarás dando tu primer paso al descubrimiento MÁS PODEROSO sobre ti mismo.

Con amor,

Sonia P. – Coach