Hoy quiero hablarte de algo que seguramente te sorprenderá.

¿Sabías que el 96% del tiempo vives en la inconsciencia?


¿Sabías que solo el 4% de tu tiempo lo dedicas a tomar conciencia de lo que estás haciendo y pensando?

¿Y sabes que tu inconsciente actúa en función de cómo tu subconsciente ha sido programado?. Es decir, cuáles han sido las instrucciones que le has encomendado.

Pero aún hay más, piensa ahora que tu subconsciente lo que hace es dirigir a tu inconsciente en función de las órdenes que tiene. Y que estas instrucciones fueron emitidas a través de un aprendizaje, una experiencia e incluso tras sufrir los impactos emocionales que has experimentado en tu vida.

Todo esto es genial y nos facilita la trepidante velocidad a la que vivimos hoy, ahora bien, si tus instrucciones y órdenes no están bien enfocadas, son negativas o están desorientadas de tus objetivos reales, estarás desviándote todos los días de tus verdaderos objetivos. Entiendes porqué no te llega el éxito como tu deseas.

Y te estarás preguntando ahora, ¿entonces quién mueve mis pensamientos y mi decisiones?. Si no lo hago yo conscientemente, ¿quién lo hace por mí?.Pues tu EGO, ese pegajoso compañero de fatigas que te hace creer que sin él no eres nadie, que no vas a triunfar si no le escuchas y que fracasarás. De esta manera te mantiene en constante estado de alerta, llevándote insaciablemente a la ansiedad y al estrés. Lo que provoca tu falta de energía, tu falta de claridad y tu duda permanente para tomar decisiones exitosas.

 ¿Te suena esto verdad? ¿Cómo te hace sentir que la mayor parte del tiempo estás viviendo en la inconsciencia de tu EGO?

Déjame que te cuente algo personal, durante mis años de directivo estuve viviendo una rutina de pensamientos y hábitos que solo me llevaban a la frustración, a la ansiedad y a la impotencia.¿Por qué? Porque había establecido un patrón de pensamientos en mi subconsciente que me decía: “Tú puedes con todo”, llevándome a meterme en todos los fregados habidos y por haber, para sentirme importante pero dominado por una emoción, el miedo al fracaso.

De ahí mi gran sufrimiento diario.

Es imposible decir que SI SE PUEDE a todo y además sentir el miedo a fracasar permanentemente. !Es terrible el desgaste…! ¿Te suena esto?

 Cuando te das cuenta de que estás siendo dominado por una fuerza superior a ti que no puedes parar y que te manipula incansablemente, es cuando si o si, debes hacer un PARÓN para RE-PROGRAMAR todo el programa que te has creado. Algo no funciona y el precio es altísimo.

Quiero proponerte que sigas leyendo el siguiente texto para que comprendas todo esto con más detalle. Porque todo esto se puede resolver. PINCHA AQUI Y termina de entenderlo.

PD: Eres de los que están en un momento crucial en su vida y quieren dar un golpe de efecto definitivo en su vida.. Pues este es tu momento!!