En los años 50 un psicólogo Alemán llamado Victor Frankl escribió un libro que tuvo un éxito moderado, el libro se llamaba  Desde el campo de la muerte al existencialimo. Poco después el autor, frustrado, encontró otro editor que le recomendó hablar de su experiencia personal y re-titular el libro como “El hombre en busca de sentido”.

Este libro se convirtió en uno de los libros más vendidos y leídos del mundo, 149 ediciones y traducciones a más de 20 idiomas.

 

El hombre en busca de sentido.

Mientras subsiste en un campo de concentración nazi, Victor Frankl se percata de que la diferencia entre aquellos que sobreviven de los que no pueden soportar la experiencia y los que sí lo hacen, pasa en gran medida por tener un fuerte sentido en nuestras vidas, algo que nos guíe y nos motive a levantarnos por la mañana. Que nos haga luchar con todas nuestras fuerzas.

“No había tiempo para consideraciones morales o éticas, ni tampoco el deseo de hacerlas. Un solo pensamiento animaba a los prisioneros: mantenerse con vida para volver con la familia que los esperaba en casa y salvar a sus amigos; por consiguiente, no dudaban ni un momento en arreglar las cosas para que otro prisionero, otro “número” ocupara su puesto en la expedición. Se empleaba la fuerza bruta, el robo, la traición o lo que fuera con tal de salvarse. “Los que hemos vuelto de allí gracias a multitud de casualidades fortuitas o milagros – como cada cual prefiera llamarlos- lo sabemos bien: los mejores de nosotros no regresaron.”

(Frankl, 1946)

 encontrar tu propio camino

De perder (o simplemente nunca haber tenido) éste motor de nuestras vidas, tenemos una capacidad limitadísima para conseguir ser felices y superar los obstáculos que la vida nos trae. Sintiendo la gran mayoría de las veces que no somos actores de nuestras vidas, sino que vivimos llevados por la marea de acontecimientos que tenemos la suerte, o no, de vivir.

Para Victor, que ingresó en un campo de concentración voluntariamente por acompañar a su esposa (y que poco tiempo después murió), el motor para levantarse por las mañanas y superar el fuerte día a día de el campo de concentración era su trabajo psicológico y escribir su libro.

Esta misión que se había inculcado a si mismo, le hacía superar la muerte de su esposa, y el duro día a día de un campo de concentración. Le daba fuerzas para levantarse por las mañanas y continuar vivo.

Hay dos razas de hombres en el mundo y nada más que dos: “raza” de los hombres decentes y la de los indecentes. Ambas se encuentran en todas partes y en todas las capas sociales. Nosotros hemos tenido la oportunidad de conocer al hombre quizá mejor que ninguna otra generación. ¿Qué es en realidad el hombre? Es el ser que siempre decide lo que es. Es el ser que ha inventado las cámaras de gas, pero, asimismo es el ser que ha entrado en ellas con paso firme musitando una oración.”

(Frankl, 1946)

 

El sentido de la vida en nuestra sociedad.

La sociedad y nuestro entorno, el qué pensaran de nosotros, el qué esperan de nosotros, es lo que mueve nuestras decisiones. Alimentamos nuestro ego, nuestra personalidad que inventamos para que se adecue al deber ser, al deber hacer, pero nos olvidamos de nuestra verdadera esencia, de aquello que nos mueve y nos motiva.

Es importante que miremos dentro de nosotros mismos, que meditemos, y que encontramos qué es aquello que nos remueve las entrañas, que nos hace tener ilusión, aquello que realmente hacemos bien, aquello que realmente nos define.

¿Quizá no es lo que todos esperaban? ¿Quizá no es algo que los demás vayan a aceptar o a alabar? Eso no importa. Una persona convencida de lo que quiere, movida por su esencia, es imparable, es feliz.

Es importante que dejemos a un lado el deber ser, que dejemos de ser los hijos e hijas perfectas, los esposos amantísimos y los trabajadores más correctos, y nos centremos en ser aquello que nuestro fuero interno nos dice que queremos ser.

¿Tienes el valor de mirar dentro de ti?
 

Si sientes que no estás preparado para afrontar este desafío por ti solo, te invito a participar en el próximo seminario Mente Poderosa Firewalking. Un seminario en el que te ayudaremos a despertar el coraje interior que yace en ti y empoderarte para realizar ese cambio trascendental en tu vida que tanto deseas.