Por Juan Carlos Rodríguez. Coach PCC por International Coaching Federation.

La cognición es la confirmación de una realidad experimentada. Es la manera de convertir una experiencia en un certeza. Nos permite avanzar hacia un camino concreto, aunque las circunstancias, los obstáculos y los retos que se presenten no favorezcan el viaje. Tener la plena FE en algo nos permite saltar al campo de la incertidumbre sin temor. Cuando nos adentramos en un camino desconocido necesitamos recurrir a algunos recursos que nos aporten la confianza y la seguridad para poder continuar, aunque el tiempo sea desapacible, la visibilidad sea escasa y el frio nos impida avanzar por el sendero marcado.

La Cognición de la creencia es la aceptación de una creencia que te lleva a encontrar la verdad en ti, a tener Fe en ti.

Si no hacemos el ejercicio de cognizar una creencia, sintiéndola como una realidad presente, los avatares de la vida, las opiniones de aquellos que nos perciban como locos, harán mella en nuestra determinación y motivación para continuar por el camino elegido.

La cognición nos permite hacer algo que nuestra mente por sí sola no es capaz de gestionar o comprender al 100%. Se trata de cimentar los pilares de nuestra fe en lo que realmente queremos para nosotros mismos. Determinar nuestra seguridad en que sabemos que lo que hacemos es lo que toca hacer, que es lo adecuado y lo necesario en este momento de nuestra vida.

Se trata de aceptar esa sensación de incertidumbre como algo normal, como una energía que nos eleva hacia un camino de gozo y plenitud.

La mayor parte de las sorpresas y alegrías de nuestra vida han llegado en momentos de incertidumbre inexperadas.

fe

La cognición de la creencia nos lleva a tener CERTEZA de que lo que hacemos es exactamente lo que nuestra alma reclama. Viene acompañada de una sensación interior de claridad que provoca un movimiento energético que nos indica el verdadero camino que debemos recorrer. Por alguna razón sabemos que esta nueva creencia en nuestro siguiente paso es una decisión que debemos tomar.

Los puntos de conexión de los que habla Steve Jobs cuando miraba al pasado, son los resultados de las acciones, tal vez sin sentido en un principio, que hemos tenido que tomar para llegar a donde queremos llegar. Solo mirando hacia atrás se van conectando.

Aunque no es fácil de identificar, es una señal sutil y delgada que surge como de una voz interior que nos susurra, esto es lo que toca hacer. Esta cognición de la creencia no necesariamente debe provocar un éxito sino que es una evidencia o un contraste contundente de que estamos ante una verdad, es una sensación interior, una comprensión de que aunque esa acción o decisión no sea definitiva, nos lleva a un siguiente paso que nos permitirá obtener otra nueva evidencia que nos eleve hacia una nivel de consciencia más elevado.

A menudo el ser humano necesita tener la seguridad de que aquéllas decisiones que tomamos nos llevan irremediablemente a un éxito a corto plazo y cabe reseñar que para poder acceder a experiencias de cambio exitosas , primero debemos tomar decisiones que simplemente nos llevan a nuevos estados, no necesariamente exitosos pero si necesarios, para poder avanzar al siguiente paso, mucho más exitoso.

La cognición de la creencia es la evidencia interior de que estás haciendo lo que realmente toca hacer, aunque el resultado final llegue más adelante.

Seminario Intensivo- 700x164