Por Juan Carlos Rodríguez. Coach PCC por International Coaching Federation.
Todo lo que tienes en este momento o has recibido hasta ahora es fruto de tu proyección y de tu enfoque.

Si estás plenamente satisfecho, ¡¡enhorabuena!! Pero si no es así, algo muy probable, porque siempre hay algo que no hemos logrado aún y que nos lleva a estar insatisfechos, lee atentamente este artículo porque hay un ejercicio que te ayudará a poner toda tu intención.

¿Cuánto tiempo llevas intentando lograr algo importante para ti?

¿Desde hace cuánto tiempo no consigues los progresos suficientes que te ofrezcan realmente esa calidad en tu vida?

Si quieres que algo importante ocurra dentro de 12 meses en ti o en tu entorno, tienes que poner tu energía hoy mismo para que esto ocurra a partir de mañana.

Hoy quiero llevarte a un nuevo espacio en ti a través de un ejercicio que te va a ayudar infinitamente a crear tu futuro. Ese futuro próspero que tanto deseas y que parece que no termina de llegar.

Muchas veces no tenemos claridad para obtener un objetivo porque no sabemos crearlo en nuestra mente. Todo aquello que podemos crear en posible construirlo. Una cosa es crearlo y otra construirlo.

¿Qué te parece si dedicas unos minutos a crear con tu consciencia un objetivo de gran impacto para ti?

Este ejercicio consta de 4 partes que te ayudarán enormemente a sentir el éxito en ti. Es un ejercicio que te encantará si lo realizas hasta el final.

Lo primero que debes hacer, es dedicar unos 10 minutos a ti, busca un hueco a lo largo del día para encontrarte contigo misma/o y desde un espacio íntimo donde nadie te moleste, puedas realizar este magnífico y relajante ejercicio. Busca una música relajante que pueda acompañarte durante el tiempo que va a durar este ejercicio.

Si ya estás preparada/o, entonces sigue mis indicaciones.

[expand title="Parte MENTAL" trigclass="trigger_orange" tag="div" targclass="target_bg_blue" id="mente"] Primero identifica un objetivo y escríbelo en el papel:

Si tienes dificultades para identificar una meta que realmente impacte en tu vida, pon tu atención en aquello que realmente haces de forma fácil y bien. Aquello que te apasiona y quieres que forme parte de tu vida prácticamente a diario y que además pueda significar una fuente de ingresos para ti.

Si el objetivo no empieza con la frase Yo quiero, comenzamos mal. Coloca esta frase en el inicio y explora cómo te sientes al incorporar esta parte que te propongo.

Una vez esté definida, créate una imagen mental en la que puedas visualizar todo aquello que quieres que haya en tu vida en los próximos 12/24 meses.

Coloca todos los detalles que puedas. Piensa en las personas que SÍ quieres que estén y no pierdas ni un minuto en pensar en las personas que no quieres que estén. Simplemente rodéate de las personas que vibren en tu nueva frecuencia. Aquellas personas que van a ayudarte a construir tu futuro exitoso.

Asegúrate de que todas las personas que están son personas que sonríen y te apoyan. No aquellas que te juzgan constantemente.

Recrea con tu consciencia el momento en el que estás haciendo posible que ocurra lo que tanto deseas desde tu ser. Siéntete exitosa o exitoso con lo que estás obteniendo.

[/expand]
[expand title="Parte EMOCIONAL" trigclass="trigger_orange" tag="div" targclass="target_bg_blue" id="emotion"] Ahora siente cómo se produce en tu cuerpo el momento en el que estás disfrutando a tope de tu gran objetivo. Siente la temperatura que hay en la sala o el espacio donde te encuentras, la brisa que te rodea, la humedad que hay en esa época del año. Siente también el tacto de las personas que te acompañan. Pon tu atención también en el olor que hay en este momento de éxito para ti.

Experimenta la sensación del deber cumplido, del objetivo logrado. Siente la sensación de éxito que hay en ti sabiendo que estás rodeado de las mejores personas y que todos están disfrutando contigo.

Date el permiso de sentirte merecedor/a de todo lo que estás logrando y comparte tu éxito con las personas que han hecho posible que esto suceda. Celebra con ellos tu satisfacción.

Mantenlo constantemente en ti a partir de este momento, diariamente. Vive como si esto ya estuviera ocurriendo.

Y escribe cómo te estás sintiendo con esta parte del ejercicio:

 
[/expand]
[expand title="Parte FÍSICA: el CUERPO" trigclass="trigger_orange" tag="div" targclass="target_bg_blue" id="cuerpo"] Utiliza tu cuerpo para generar energía en cada momento del día para disfrutar del momento de éxito que estás viviendo. Siente la sensación de acariciarte si así lo deseas para experimentar cómo estás presente en este cuerpo divino que te permite vivir la experiencia material de la vida. Ama tu cuerpo porque es el instrumento que te permite materializar en la tierra tus deseos y anhelos más profundos.

Prioriza el cuidado de tu cuerpo de igual manera que cuidas tus pensamientos y sentimientos. Bebe con moderación, come con moderación, haz ejercicio frecuente y con moderación. Date el permiso de abrazar todo lo que aprecies, tu familia, amigos, hijos, etc. no dejes de sentir el tacto como sentido.

Agradece a tu cuerpo lo que te permite alcanzar. Gracias a él eres una persona física capaz de sentir a todos los niveles. Ama, odia, ríe, llora, perdona sin miedo. Date el permiso de sentir las emociones aunque no sean todas positivas. Reconócelas en ti y transfórmalas en otra energía más positiva para ti.

A menudo tenemos miedo de sentir las emociones, especialmente las llamadas negativas, que tampoco lo son, ya que nos permiten encontrar su opuesto para apreciarlo aún más.

Escribe qué sientes al ver tu cuerpo y transfórmalo a positivo:

  [/expand]
[expand title="Parte ESPIRITUAL: el CAMPO ENERGÉTICO" trigclass="trigger_orange" tag="div" targclass="target_bg_blue" id="espiritu"] Habla con tu yo interior para que se encargue de realizar aquellas tareas que tú tienes dificultad de gestionar desde la mente. Pon a trabajar tu energía inconsciente para que te ponga en el camino todo aquello que tú deseas.

Permite que a través de tu energía espiritual se den las circunstancias para que lo que estás proyectando llegue a ti de una forma fácil.

Medita cada día unos minutos, no necesariamente debes tener una rutina meditativa, puedes encontrar en cualquier momento del día un hueco, un espacio para conectar con tu interior y sentir que todo es perfecto en el presente, en este momento.

Si tienes la voluntad de encontrar en muchos momentos del día un hueco para ti cuando más inquieto/a o estresado/a te encuentres, podrás calmar tus pensamientos Egóicos y acceder al plano de la abundancia que hay en ti.

[/expand]
Por esto te propongo que hagas estos 4 ejercicios para proyectar desde tu consciencia creadora lo que quieres que sea materializado en tu vida.

No lo cuestiones, no lo racionalices, simplemente experiméntalo. Este es el mejor camino para llegar a crear tus deseos más profundos.

Pon tu intención en visionar, crear, sentir y experimentar el éxito en ti. Tu eres exitoso aunque hoy no puedas verlo o sentirlo. Créalo desde la consciencia.

Si a pesar de todas estas indicaciones quieres hacer un movimiento de cambio más rápido y efectivo, te propongo que accedas a los siguientes programas que tenemos creados para ti, privados y grupales.

¡Te espero en el siguiente nivel!

3 Comentarios

  1. Luisa González

    Juan Carlos te agradezco infinito este ejercicio, lo hice y siento como cocreo mi realidad, siento que entre más lo ejercite me haré más hábil
    Gracias

    Responder
    • Juan Carlos

      Luisa, muchas gracias por tus palabras!
      Y si quieres dar un salto cuántico te propongo que participes en alguno de nuestros programas privados y grupales.

      Responder
  2. Dayana

    Gracias por tan importante información y necesaria, aplicare en mi vida la cual ahora no tiene rumbo

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.