¿Tu mente va a 100% por hora?¿Quieres conseguir una MENTE VACIA? Lee y descubre 3 claves para calmar tu mente y vaciarla por Amaya Elizalde. Instructora de Mindfulness.

La mente y los pensamientos

La mente puede generar aproximadamente unos 60.000 pensamientos diarios y si estos no están siendo observados por ti, si no eres tú quien los lidera, serás absorbido por su ambición por controlarlo todo.

El pensamiento es un resultado de la mente que sirve para mantenernos activos dentro de ese proceso de libre albedrío que tenemos en todo momento. La mente está en todo momento viviendo del pasado o creando el futuro. La mente no para nunca, es como un mono inquieto dando saltos de rama en rama.

Equilibrar la mente es un proceso que requiere de la presencia, de la conciencia y una vez que tomamos consciencia podemos actuar o cambiar nuestros programas mentales o paradigmas.

 

Calmar nuestra mente

 

Vivimos en un mundo donde reinan las preocupaciones. Manejamos mil historias al mismo tiempo: tendemos la ropa, manteniendo un ojo en los niños y otro en la tele; planeamos el día mientras escuchamos la radio conduciendo; hablamos por teléfono mientras contestamos los e-mails…vamos con prisas a todos los sitios, nos apresuramos para poder realizar las tareas pendientes, intentamos llegar a todo mientras el estrés nos inunda y ya no sabemos cómo gestionarlo ni encontrar el tiempo para hacer una pausa, calmarnos y desconectar.

De hecho en esta sociedad moderna hiperconectada donde nos abruma el exceso de información, lo que nos ocurre es que dejamos de saborear el presente y de disfrutar del ahora, porque nuestra conciencia no está aquí, en lo que estamos llevando a cabo ni en cómo nos estamos sintiendo.

Gracias a estudios científicos de los últimos años, se está demostrando que la práctica del Mindfulness trae mejoras sustanciales a los síntomas físicos y psicológicos, así como crear actitudes y comportamientos más sanos.

Calmar nuestra mente con esta práctica nos hace ser más conscientes de nuestros pensamientos, emociones, sentimientos y comportamientos para que podamos romper los ciclos de estrés antes de que se disparen sin control y podamos disfrutar de una mejor calidad de vida. Algo que nos interesa a todos.

¡No hay excusas para probar el método de moda y empezar a vivir la vida en estado puro!

 

CLAVE 1: Respira

La respiración es la vida en estado puro, libre de pensamientos y proyecciones.

La respiración es un ancla que te enraiza en el momento presente, un lugar de quietud y de paz en tu interior.

“Inspira… espira… por unos instantes, puedes llevar tu atención a las sensaciones que produce el fluir de la respiración en el cuerpo, notando el aire al entrar y al salir por tus fosas nasales … abriéndote a la experiencia con una especie de curiosidad amable, capaz de hacerte consciente de sensaciones que normalmente no notas. Siente como el aire va llenando tus pulmones… siente como entra y sale de tu cuerpo… Puedes imaginar que acompañas a tu aliento al entrar y al salir de tu cuerpo surcando las olas de cada respiración, bailando con tu respiración; notando cada inspiración desde el principio hasta el final observando ese momento en que la inspiración y la exhalación se encuentran y el aire cambia de sentido… Una respiración sigue a la otra como las olas del mar, déjate mecer por su ritmo… Cada vez que detectes que tu mente se ha distraído y ya no sigue a la respiración aprovecha la siguiente exhalación para soltar cualquier pensamiento que tengas y llevar la atención de vuelta a la respiración;

la mente vacia: clave 1

 

CLAVE 2: Experimenta sensaciones

Enfocar nuestra atención en la experiencia sensorial directa de aquello que podamos ver, sentir, oler, saborear…prestar atención plena a las tareas cotidianas como lavarnos los dientes o el pelo, poner el lavavajillas, conducir, sacar al perro etc

Todos de forma natural, prestamos atención a la agradable sensación de dar con la temperatura deseada del agua cuando nos preparamos una ducha. Ahora vamos más allá. Vamos a experimentar todas y cada una de las sensaciones que nos lleguen disfrutando de esta tarea cotidiana, tan placentera si se hace con atención plena.

Disfruta del olor de tu gel preferido…¿cómo huele? ¿qué sensaciones te provoca? ¿es un olor agradable o por el contrario te empalaga demasiado? ¿te recuerda a algo ese olor? ¿te viene alguna imagen? Recréate en la suavidad del champú sobre los cabellos… en la ligereza de la espuma … en cómo te resbala poco a poco por el cuello, ¿cómo es esa sensación? ¿te hace cosquillas en la nuca?

Pasamos al momento del aclarado; Nota como el agua se mezcla con la espuma y empiezan a deslizarse lentamente por tu cabeza, por tu cuello… como van bajando por tu espalda… Siente el placer de tener el cuerpo cubierto por una cascada continua… Si estás atento, puedes hacerte consciente de sensaciones que otras veces no notas. … ¿cómo es la circulación de tu sangre al entrar en contacto con el agua? ¿qué temperatura tiene? ¿es fría o más bien calentita? Por unos instantes observa muy de cerca el relajante sonido del agua…

Por último recréate en el reconfortante momento de envolverte en el albornoz … Se consciente de que no por cotidiana, la ducha deja de ser un gran momento del día ¡NO LO DEJES ESCAPAR!

la mente vacia: clave 2

 

CLAVE 3: Conecta con la naturaleza

¿Hace cuánto no te das un paseo consciente de todas las experiencias y sensaciones que se producen al caminar?

Mindfulness caminando es una forma sencilla de caminar con ATENCIÓN PLENA.

Elige dar un paseo por tu lugar favorito, si es posible en la naturaleza, un parque, la playa, una bonita montaña. Un lugar en el que puedas darte el permiso de entregarte realmente a la experiencia. Y si puedes estar descalzo mucho mejor.

Puedes empezar prestando atención a tu postura tal y como es en este momento; cómo es la posición de tus pies .. cómo está colocada tu espalda .. Si te sientes cómodo, puedes cerrar tus ojos .

Lleva la atención a tu vientre y observa muy de cerca la sensación de respirar en esta área del cuerpo . Siente como se hincha y se deshincha como un balón con cada inspiración y cada exhalación .

Ahora puedes pasar a prestar atención a la planta de tus pies percibe las sensaciones al caminar en este área del cuerpo. Siente la niebla, la lluvia, el frío o los rayos de sol sobre tu cara. Siente la brisa y como esta puede mover tu pelo o el suave contacto en tu piel ….

Puedes mirar el cielo, los árboles, los edificios, los pájaros …

Escucha el sonido de las hojas de los árboles, cómo es el sonido del canto de los pájaros .. el sonido de las olas del mar. Todo en la naturaleza está en perfecto estado, siéntelo,. déjate mecer por su ritmo.

la mente vacia: clave 3

 

Calma la mente: controla a tu Ego

En la mente tenemos infinitas opciones. Es el lugar donde creamos nuestra propia realidad a través de nuestras creencias, tanto las que nos potencian como las que nos limitan. Nuestras creencias determinan nuestra realidad.

Si vivimos desde la inconsciencia, el EGO domina prácticamente todos nuestros pensamientos y actos. Es un gran usurpador de la auténtica identidad, aquella con la que se nacemos cuando la mente era pura.

Controlando y domando al ego también vaciamos la mente; pues no dejamos espacio para pensamientos limitantes y negativos que tanto pueden llegar a atormentarnos. Si deseas saber como vaciar o calmar la domando al Ego descárgate la videoserie Gratuita Explorando el Ego, dónde te cuento que es el ego y sus artimañas para detectarlo y luego poder domarlo.