Hoy te quiero hablar de la felicidad.

Martin Seligman y otros colegas creadores de la psicología positiva elaboraron lo que llamaron “la fórmula de la felicidad” aplicando las siguientes variables: Felicidad= P+C+A

donde la felicidad depende de aspectos como:

  • la Predisposición cerebral, algo que viene determinado por los momentos iniciales de la vida de un ser humano y no cambia. Si un niño vive en un entorno de infelicidad, a pesar de no nacer infeliz, desarrollará este comportamiento porque no conoce otro diferente.
  • los Condicionantes, es decir, aquéllas variables que determinan el lugar donde naces y donde creces. No es lo mismo nacer en Alemania que en Mozambique.
  • la Actitud hacia la vida, es decir como reaccionas tu ante las circunstancias que acontecen en el devenir de tu desarrollo vital.

La predisposición representa un 40%, las condiciones de vida un 10% y este último factor, la Actitud, representa un 50% de peso sobre la fórmula de Martin Seligman y es lo único que cada ser humano puede cambiar bajo su propio control. Los otros dos, son más complejos, aunque también modificables.

O sea que en el peor de los casos el 50% de mi felicidad depende de mi mismo.

Por esta razón, haber nacido en Europa ya es una oportunidad frente a otras personas, aún así encontramos en la vida de las personas mucha infelicidad.
Y mi mensaje es claro:

• Si quieres desarrollar la abundancia en tu vida en todos los planos; económicos, emocionales, familiares, profesionales, depende de ti.
• Si quieres entender cómo vivir plenamente, depende de ti.
• Si tu negocio no termina de despegar o te cuesta mantener los resultados, depende de ti.

Por eso he creado el Intensivo Mente poderosa, un fin de semana de empoderamiento donde te compartiré las claves para que puedas alcanzar la felicidad. Ven y descubrirás como aplicarlo en tu vida:

>>Quiero saber más del Seminario Mente Poderosa